Abdomen Marcado

Para ver el programa que finalmente me permitió volver a ponerme un bikini haz clic aquí

Si tienes más de 30 años, sabrás lo mucho que conlleva el tema del peso. Si tienes 20 y piensas que nunca engordarás, todo lo que puedo decir al respecto es que tienes mucho que aprender, cariño. El trabajo te toma tiempo, lo mismo que llevar una familia y un día te das cuenta de que tienes que hacer algo. No estoy chachareando para nada, a mí me ha ocurrido. He tenido que llevar ciertos pantalones, como los que tu llevas para esconder tus flojos muslos. Y entonces aparece el “Spanx” para aguantar este vientre que se sacude por dentro.

He probado Jenny Craig pero decidí que no necesitaba ningún tipo de discurso motivacional. Lo que necesitaba eran resultados. No podía meter a toda mi familia en la dieta de Atkins por el simple hecho de necesitar perder peso. ¿Quién tiene tiempo para cocinar dos comidas diferentes cada noche? Y no solo eso, ya me imaginaba lo difícil que sería comenzarla. Así que empecé a hacer ejercicios en la sala de gimnasia del club local pero aparte de reafirmar un poco mi figura, no obtenía los resultados que buscaba.

Así que comencé a buscar información en la Red. En algún lugar tenía que existir el programa perfecto para perder peso y un programa de ejercicios que podría agregar para volver a ser la chica sexy de siempre. Vi todos esos anuncios de “Abdominales Perfectos”, pero no me interesaba ser fisiculturista. Ser madre de 3 críos no da mucho para investigar, ni tampoco la paciencia para sobrellevar sus travesuras y necesidades mientras tu barriga está haciendo esos ruidos por el hambre que pasas.

Todo me apuntaba una y otra vez a “Abdominales Perfectos”. I puedo explicar porqué me sentía tan dura de mollera, a pesar de que las imágenes gritaban fisiculturismo y musculatura. Entonces fue cuando leí esta reseña en la parte de un programa de salud y forma física dirigido a mujeres. Descubrí que no eran para que me transformase en una gigantona musculosa.

Leí sobre la dieta y este fue el factor decisivo en mi caso. Podía perder peso, recobrar mi hermosa figura y alimentar a mi familia con un menú más saludable. Después de haber comprado el libro de Michael supe porqué los ejercicios locales son tan nefastos. Además, ya no tengo que realizar las mismas rutinas de ejercicios todo el tiempo. Incluso puedo incluir a mis hijos y a mi marido en mi plan de ejercicios de fin de semana porque en realidad no se dan ni cuenta de que están “haciendo ejercicio”.

Haz clic aquí para ver el sistema de Michael

Mi hija más pequeña siempre ha sufrido la tendencia a padecer sinusitis y resfriados. Desde que comemos los alimentos mostrados en la dieta de buena salud de Michael Geary, no he vuelto a llevar a Sarah al médico ni una vez para que le den antibióticos. Estoy convencida de que tiene algunas alergias a cierto tipo de alimentos que le hacían padecer estas enfermedades. Es increíble el hecho de que uno necesite tomar medicinas cuando todo está en algo que está comiendo. Nadie se queja de malas comidas en mi casa ni tampoco de pasar hambre.

Esos tejanos usados y tan confortables de hace 8 años me van bien de nuevo. Otra vez tengo mi fina talla 8 sin michelines. Mi marido y yo nos sentimos mucho mejor ahora. Está sorprendido por la cantidad de energía que tiene desde que comenzó a seguir esta dieta saludable y a hacer ejercicios regularmente. Vaya éxito que tuvo jugando béisbol y a Frisbee con los niños. Se le ve muchísimo mejor estos días.

Hazte un favor y también hazlo a tu familia y obtén el libro de Michael Geary, Abdominales Perfectos. Te quedarás de una pieza pensando porqué te ha tomado tanto tiempo encontrar la solución para adquirir más energía, ponerte enferma muchísimas menos veces y para no tener que escabullirte en la playa sintiéndote incomoda por llevar un minúsculo bikini.

Haz clic aquí para ir al sitio oficial de Abdominales Perfectos